Cómo ajustar los frenos de zapata

frenos-bicicleta

Los frenos son una de las partes más importantes de la bicicleta y siempre debemos revisar su estado para comprobar si estarán listos para un entrenamiento, una salida con los amigos o una competición, pero también por la seguridad y no llevarnos una desagradable sorpresa.

Tener los frenos mal colocados, desgastados o estropeados es un riesgo, por eso debemos mantener una serie de revisiones periódicas. En esta entrada vamos a compartir con vosotros varios pasos para que podáis ajustar correctamente los frenos, algo que no es complejo y que todo el mundo podría hacerlo sin ningún problema.

Pasos para ajustar los frenos de la bicicleta

  • Lo primero que hay que hacer es asegurarse de si realmente es necesario cambiar la zapata de los frenos y para ello hay que hacer una inspección visual a las gomas que tienen contacto con las llantas para realizar el frenado. Si vemos las zapatas lisas totalmente y no se ve ningún dibujo en la goma, es el momento de retirarlas y colocar unas nuevas.
  • El siguiente paso es cambiar las zapatas, algo muy sencillo y que no nos llevará demasiado tiempo. Cuando las hayamos cambiado hay que ajustarlas y colocarlas en la posición correcta. Para ello hay que aflojar un poco el tornillo que sujeta el cable y mantenerlo al nivel del estribo, considerada como la posición ideal, sin estar muy tensado ni demasiado flojo.
  • También podremos ajustar la posición de la zapata y para ello lo que hay que hacer es acercar y alinear lo mejor posible la zapata a la llanta y a la rueda.
  • Así como ajustar y colocar correctamente las zapatas, éstas también deben equilibrarse, algo muy importante y que debe llevarse a cabo cuando la llanta no se encuentra situada en el centro de las zapatas de freno.
  • Si después de hacer esta operación vemos que una de las dos zapatas está más cerca de la llanta que otra es que las hemos equilibrado de manera incorrecta. Para solventar este problema hay que mover los estribos desatornillando el tornillo de la zona superior de los mismos, colocando las zapatas y apretando de nuevo cuando tengamos el ajuste correcto.
  • Cundo hayamos realizado todos los pasos, podemos decir que los frenos están en las condiciones óptimas para salir a la carretera.

Leave a comment: