• Home  / 
  • Consejos
  •  /  Estacionar la bici: consejos y trucos básicos

Estacionar la bici: consejos y trucos básicos

Si a cualquiera de nosotros nos preguntan si sabemos estacionar la bici, por supuesto que nuestra respuesta será que sí, y sin embargo eso no quiere decir que aprovechemos al máximo todos los trucos que existen para asegurarnos de que no le pasará nada, como por ejemplo que se la roben, mientras nosotros estamos en la casa de algún conocido o visitamos un comercio durante un viaje de larga distancia, por caso.

Estacionar la bici

¿Cómo estacionar la bici correctamente?

Aunque hay muchos trucos y consejos que podemos dar para estacionar una bici de la forma correcta, en este caso queremos hacer hincapié en algunas nociones que consideramos básicas para que no tengas inconvenientes al momento de priorizar una u otra manera de atarla a los espacios públicos que se encuentran especialmente dispuestos para ello.

  • Método Sheldon Brown: una de las formas más tradicionales de estacionar la bici y asegurarla tiene que ver con el famoso método Sheldon Brown que consiste sobre todo en asegurar la rueda trasera con el marco de la bicicleta. Por supuesto, se trata de una acción complementaria al menos de que haya un palo o algún sujetador fijo al que podamos precisarla, pero si tenemos dos cadenas es una maniobra que no dejamos de recomendar.
  • Rueda delantera y marco: por una cuestión de la longitud de las cadenas, muchas personas hacen lo mismo que señalábamos en el punto anterior, pero atando la rueda delantera en lugar de la rueda trasera, lo que constituye un problema. El problema es que si nos roban la rueda trasera, estaremos perdiendo también el eje de la bici, de forma que el desembolso de dinero será mucho mayor que en caso de que perdamos la rueda delantera. Debes tenerlo en cuenta.
  • Solo el marco: hay quienes se encarga de atar las bicis solamente desde el marco a un poste o elemento fijo, y aunque no está mal, no podemos dejar de considerar que no es la mejor forma de estacionar una bici. El caso es que dejamos las dos ruedas liberadas para que se las roben, y perder ambas será algo terrible para el bolsillo.
  • Revisar los objetos de amarre: y finalmente, el último de los consejos a la hora de estacionar la bici, y aunque parezca increíble uno que muchas veces pasa de largo, tiene que ver con estar seguros de que el objeto de amarre está fijo y es fuerte. Muchas veces, se roban bicicletas con cadenas y todo porque quedan amarradas a cosas que son fáciles de romper o quitar de su lugar.

Leave a comment: