• Home  / 
  • Consejos
  •  /  Lesiones del ciclismo: ¿cuáles son las más comunes?

Lesiones del ciclismo: ¿cuáles son las más comunes?

¿Te has preguntado alguna vez por las lesiones del ciclismo? ¿Crees saber cuáles son las más comunes por tu propia experiencia? Bien, hayas contestado afirmativa o negativamente a las consultas anteriores, de seguro te será muy útil leer el siguiente artículo en el que repasaremos las lesiones del ciclismo más naturales que existen, y cómo podemos legar a prevenirlas ahora que la temporada recién comienza.

Lesiones del ciclismo

Lesiones del ciclismo comunes

  • Tendinitis de Aquiles: una de las lesiones del ciclismo más naturales es la tendinitis de Aquiles, que suele producirse en muchísimas personas que andan en bici como consecuencia de un uso excesivo, y de la consecuencia inflamación. El uso de hielo para calmar la inflamación tan pronto se produce, y si podemos complementarlo con algún ibuprofeno por sus propiedades anti-inflamatorias, y unos días de descanso, muchísimo mejor.
  • Tendinitis rotuliana: la tendinitis del tendón rotuliano es una de las lesiones del ciclismo más normales, y tenemos que decir que se produce como consecuencia normalmente de que el asiento es demasiado bajo en la bicicleta. Los músculos de los cuádriceps se cargan demasiado, y terminamos sufriendo la tendinitis rotuliana en nuestras rodillas. Lo mejor para combatirla es la variación en la cadencia del pedaleo.
  • Molestias del sillín: denominada de esta forma tan simple pero efectiva de comprender, estamos en presencia de otra de las lesiones del ciclismo, la que suele producirse luego de varias horas sentados en la silla de montar de nuestra bicicleta. Los antiguos pantalones cortos, o los asientos demasiado altos, son algunas de las causas más normales de este problema, así que una revisión de este detalle de la bici puede solucionarnos la vida.
  • Dolor de espalda baja: otra de las tradicionales lesiones del ciclismo, el dolor de la zona baja de la espalda aparece al poco tiempo de ponernos a entrenar, sobre todo si tenemos tendencia a una “excesiva flexión de la región lumbar de la columna vertebral”. Cuando no tengamos dolor, deberíamos entrenar esa zona en el gimnasio o en casa para ofrecerle una mayor resistencia.
  • Dolor de cuello: y por supuesto que el dolor de cuello es otra de las lesiones del ciclismo más comunes, y al respecto de éste, tenemos que señalar que se debe casi siempre a una mala posición mientras entrenamos. Mover el asiento hacia adelante muchas veces nos hace conseguir una posición más vertical de conducción, y la disminución de este tipo de dolores.

¿Cuál de las lesiones del ciclismo que hemos mencionado has sufrido?

Leave a comment: