• Home  / 
  • Consejos
  •  /  Cómo limpiar la cadena de la bicicleta

Cómo limpiar la cadena de la bicicleta

cadena-bicicleta

A medida que vamos dándole uso a nuestra bicicleta y sobre todo si nos olvidamos de la correcta limpieza y mantenimiento de la cadena, iremos notando cómo las marchas van cambiando de una manera más apelmazada y en ocasiones que la cadena va haciendo un ruido un tanto extraño, como si chirriase.

Este es un claro ejemplo de que hay que ponerse manos a la obra y darle una buena limpieza para que esté siempre en el mejor estado posible y no tengamos ningún problema o sorpresa cuando salgamos a la carretera. La limpieza es algo que hay que hacer de una manera periódica dado que con ello alargaremos la vida no solo de la propia cadena sino también de los elementos de la transmisión como platos y piñones.

Uno de los errores más frecuentes, sobre todo por comodidad es lubricar la cadena sin haberla limpiado antes, lo que hace que la suciedad acumulada se forme como una pasta y hará que no corra como debe hacerlo, los cambios sean más duros y se agudice el gasto tanto de cadena como platos y piñones.

Por esa razón deberemos realizar las tareas de mantenimiento con cierta periodicidad y para ello necesitaremos agua caliente, dos cepillos especiales para este fin, un cepillo de dientes, un trapo que no suelte hilos, jabón y desengrasante, bien líquido o en aerosol.

Una vez tengamos el lugar adecuado para la limpieza podremos comenzar con uno de los cepillos impregnado en agua y jabón. Frotaremos bien la cadena, platos y piñones hasta eliminar la suciedad más incrustada. Para asegurarnos de que todo está correctamente limpio aclararemos la zona y volveremos a repetir la operación, donde ya se quedará bastante limpio.

En cuanto a la limpieza de la cadena tendremos que usar el cepillo de dientes, dado que gracias a su tamaño podremos llegar mejor a todos los huecos e la cadena. Para su limpieza nos pondremos entre el plato delantero y los piñones y comenzaremos a limpiar bien los eslabones, girando poco a poco las bielas para que la cadena vaya avanzando y podamos dejarla completamente limpia de suciedad.

Cuando esté limpia y bien seca pasaremos a engrasarla, y para ello hay que utilizar productos específicos, no vale con comprar cualquier clase de aceite. En estos casos es mejor gastarse un poco más y saber que la cadena estará convenientemente engrasada y lista para ser utilizada en cualquier momento.

Leave a comment: