• Home  / 
  • Consejos
  •  /  Síndrome Patelofemoral en el ciclista

Síndrome Patelofemoral en el ciclista

sindrome-patelofemoral

El ciclismo es un deporte que puede llegar a ser muy exigente y para lo que hay que hacer un gran sacrificio físico en muchas ocasiones. Esto puede hacer que aparezcan dolores en determinadas zonas del cuerpo, especialmente en aquellas zonas donde más se trabaja a nivel muscular.

Dentro de las muchas patologías que hay y que pueden afectarnos en nuestras articulaciones se encuentra el síndrome de dolor patelofemoral, una patología bastante molesta que puede provocar grandes dolores y un cierto malestar a la hora de pedalear o incluso al andar.

Este dolor aparece cuando la rodilla no coincide de manera correcta con el fémur, algo que suele ser bastante común entre los ciclistas. Esto desemboca en una flexión frecuente de la rodilla, lo que se requiere para poder empujar los pedales en cada una de las rotaciones.

El dolor que puede llegar a ser provocado por esta patología se ubica en la parte trasera de la rodilla y en ocasiones en las zonas laterales. La razón es porque el fémur se frota contra la parte interior de la rodilla, lo que origina una gran molestia e intenso dolor.

El síndrome patelofemoral tiene su propio tratamiento y el principal es el descanso para reducir notablemente el dolor. Para ello hay que descansar adecuadamente, aplicarse hielo, compresión y también mantener la pierna elevada.

Si se puede, hay que someter a la rodilla a una continua compresión, bien con una rodillera especial o una banda elástica. Esto comprimirá el dolor y reducirá la hinchazón. Para elevar la rodilla podemos utilizar almohadas o cojines y tenemos que ayudar con la aplicación de hielo en la rodilla, lo que contribuirá notablemente a reducir la hinchazón y solamente en el caso de que sea por recomendación facultativa se tomarán medicamentos antiinflamatorios, nunca hacerlo por iniciativa propia.

Otra alternativa complementaria es la fisioterapia, siempre prescrita por el profesional. En estos casos se realizarán ejercicios de estiramiento de los músculos que sostienen la rodilla, especialmente el cuádriceps, los músculos del glúteo y los ligamentos de la corva principalmente.

¿Cuáles son las causas del síndrome patelofemoral?

Esto puede ser ocasionado porque tenemos un mal ajuste en la bicicleta, poniendo mucha presión en las rodillas, las cuales acabarán de resentirse tarde o temprano. La altura del sillín debe ser siempre la correcta, lo suficientemente alto para que la pierna esté doblada ligeramente cuando la pierna esté completamente estirada.

Leave a comment: