• Home  / 
  • Consejos
  •  /  ¿Por qué es tan adictiva la bicicleta?

¿Por qué es tan adictiva la bicicleta?

practica-de-ciclismo

En estos momentos nos encontramos viviendo un momento muy especial en cuanto al mundo del ciclismo, sobre todo con la celebración actual del Giro de Italia, próximamente el Tour de Francia y posteriormente La Vuelta, algo que está haciendo que el mundo de la bicicleta se haga más famoso y tenga suficiente tirón para aquellas personas que quieren comenzar sobre las dos ruedas.

Se han hecho infinidad de estudios médicos relacionados con el ciclismo y todos sus beneficios y que ya hemos hablado en alguna ocasión. Muchos de los resultados obtenidos, por no decir todos, coinciden en la gran cantidad de beneficios que aporta a los que practican este deporte.

Lo mejor de todo es que un alto porcentaje de las personas que practican el ciclismo quedan literalmente “enganchados” a este deporte, lo que hace que se propague su uso, pero… ¿por qué engancha tanto la bicicleta?

Hay dos claras teorías sobre este efecto tan adictivo que tiene la bicicleta, teorías con una base científica como por ejemplo lo que se conoce como la “Hipótesis de la distracción”, o lo que es lo mismo, que el ciclismo tiene un gran poder para evadirnos de cualquier situación estresante como el trabajo, problemas familiares, de pareja, etc. El ingrediente adictivo es porque permite desconectar a quien practica este deporte.

Otra de las teorías es la conocida como “Hipótesis de las endorfinas”, lo que demuestra que en una escapada ciclista, el cerebro produce unas endorfinas determinadas que pueden reducir notablemente la sensación de dolor y también provocar un estado de euforia.

Los estudios realizados no son precisamente nuevos, ya desde hace tres décadas se descubrieron un gran número de efectos psicológicos que trae consigo esta actividad. Tiene la capacidad de:

  • Aumenta la confianza, el rendimiento académico/laboral, funcionamiento emocional, percepción, memoria, autocontrol, imagen corporal positiva y bienestar.
  • Reduce la ira, la confusión, dolores de cabeza, las fobias, hostilidad, ansiedades, errores en el trabajo y diferentes clases de tensiones.

Pero además trae consigo muchas otras ventajas de las que no queremos olvidarnos porque son muchas más de las que podemos imaginar en un principio como por ejemplo que tiene la capacidad de aumentar el ánimo y reducir la depresión, dado que el ciclismo tiene la capacidad de oxigenar el cerebro más que cualquier otra actividad física, lo que nos permite pensar mucho mejor además de hacer que el cerebro genere una clase de hormona que hace que comencemos a sentirnos adictos o adictas al deporte.

porque-es-tan-adictiva-la-bicicleta

La práctica del ciclismo también trae consigo otras estupendas ventajas físicas como puede ser el alivio de los dolores de espalda, algo que notaremos casi al instante cuando nos sentemos y nos inclinemos hacia adelante para sujetar el manillar.

Este acto tan sencillo hace que los músculos de la espalda se tensen para poder tener un tronco mucho más estabilizado. Además protege las rodillas porque, al contrario de lo que sucede corriendo que las rodillas sufren por el peso y el impacto, aquí no hay tanto impacto y el peso va siempre sobre el sillín.

Con este ejercicio se consigue estilizar la figura aunque en este caso lo que más trabajen son las piernas, pero con el movimiento también se va moldeando el grupo superior, aunque podremos complementarlo con unas series de abdominales.

No todo son beneficios estéticos sino que muchas personas se apuntan a esta tendencia por más razones como por ejemplo que reduce el colesterol malo, el LDL y aumenta el colesterol bueno, el HDL, con lo que los vasos sanguíneos quedan más flexibles y se reducen notablemente las posibilidades de calcificación.

Además, como muchos de los ejercicios aeróbicos, se reduce el riesgo de sufrir un infarto gracias a que el ritmo cardiaco va en aumento mientras que la presión sanguínea se reduce, haciendo que el corazón trabaje de una manera más cómoda y segura que si lo hiciese a marchas forzadas.

Resultados del ciclismo en tiempo

Si vas a comenzar a andar en bicicleta, te hemos preparado una pequeña escala de tiempos con lo que se consigue. Por ejemplo, con 10 minutos se comienza a mejorar la circulación sanguínea, con 20 minutos se inicia el proceso de refuerzo del sistema inmunitario.

A los 30 minutos se va mejorando el funcionamiento del corazón; a los 40 aumenta la capacidad pulmonar; con 50 minutos se acelera el metabolismo y a partir de los 60 minutos se reduce el estrés y se comienza a controlar el peso.

Con todas estas características, unidas a aquellas ventajas físicas que reporta la práctica del ciclismo, la capacidad de socialización que ofrece, una mejor salud mental, es normal que cada vez sean más personas las que se animan a realizar este deporte. Además nunca hay edad para comenzar, no importa si se comienza a los 12 años que a los 50, todo el mundo, salvo problemas físicos, puede comenzar a practicar el ciclismo.

Leave a comment: